En Artículo

Para el #MuscleMonday de hoy presentamos a un interesantísimo músculo, llamado Transverso Abdominal.

Ubicado, como su nombre lo describe, en la zona del abdomen, representa la capa más profunda del conjunto de músculos abdominales. Se origina en las apófisis transversas de las vértebras lumbares a través de la fascia toracolumbar, en los cartílagos de las 6 últimas costillas (donde se entremezcla con las fibras del diafragma), en la cresta ilíaca, en el ligamento inguinal y en el púbis. Se inserta en la línea alba que divide el músculo recto del abdomen. Constituye la capa mas profunda de los músculos del abdomen.

Éste ha sido uno de los músculos abdominales frecuentemente olvidado en el análisis de las lesiones que involucran el tórax y la columna dorso-lumbar, por lo que resulta fundamental describir su función e implicación en la biomecánica corporal.

Su función principal es actuar como un cinturón para deprimir la pared abdominal y realizar la compresión de las vísceras abdominales (incremento de la presión intraabdominal), la porción superior disminuye el ángulo infraesternal de las costillas durante la espiración (botar el aire). Ejecuta la estabilización de la región abdominal-dorsolumbar a través de acción sobre la línea alba, lo cual permite además que los demás músculos (recto abdominal, oblícuos externos e internos y piramidal del abdomen) puedan realizar sus funciones de manera mas eficiente. Puede contribuir con la espiración forzada.

La debilidad del transverso abdominal causa un abombamiento de la pared abdominal anterior cuya consecuencia es el aumento de la lordosis lumbar (curvatura propia de la columna lumbar). Al flexionar el tronco en posición boca arriba o levantar el tronco en posición boca abajo, se puede observar un abombamiento lateral si éste músculo es débil.

El entrelazamiento formado por todos los músculos abdominales tejen una especie de corsé alrededor del abdomen, constituyendo un tejido romboideo en vez de rectangular. La eficacia de este corsé no está dada tanto por el recto del abdomen sino por la tonicidad del oblicuo externo y el transverso abdominal. Éstos dos músculos desempeñan un papel fundamental durante el parto en la fase de “expulsión”.

El dolor provocado por la lesión del transverso abdominal puede extenderse hacia la apófisis xifoides y en el reborde inferior de la última costilla, que puede ser muy doloroso al toser.

No existe un tratamiento exclusivo para manejar sólo al transverso del abdomen, sino que debe ser valorado de una manera global, tomando en cuenta al diafragma, el resto de los músculos abdominales y los músculos dorsolumbares y lumbopelvicos. Las maniobras de Reeducación Postural Global (RPG) suelen ser muy efectivas para estos casos.

Durante la prescripción de los ejercicios abdominales lo ideal es que exista el acompañamiento y supervisión por parte de un profesional, ya que si no se realizan correctamente pueden generar lesiones en la columna lumbar. Los planks o el puente lateral, son dos de los ejercicios mas utilizados y con menor riesgo de lesión.

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

Deja un comentario