En Artículo

En un nuevo inicio de semana presentamos al #MuscleMonday hablando del músculo Subescapular.

Atención especial si eres de los que tiene dolor y/o limitación de la movilidad del hombro.

Se origina en la escápula en su cara anterior en un área llamada fosa subescapular, mientras que se inserta en el tuberculo menor o troquín del húmero, en su cara anterior. También tiene unas fibras que se insertan en la parte inferior de la cápsula articular.

Su función principal es contribuir con la estabilidad del hombro evitando su desplazamiento anterior. Actúa en la rotación interna y adducción del brazo. En la abducción (separación) el deltoides ejerce una fuerza de desplazamiento superior del húmero, mientras que el subescapular ejerce una fuerza exactamente contraria para contrarrestar dicho desplazamiento, siendo su acción mas importante desde lo 0° a 90° de abducción, disminuyendo progresivamente mientras aumenta el rango de movimiento. Se activa en el balanceo anterior del brazo durante la marcha.

Cuando está lesionado puede generar dolor tanto en reposo como en movimiento, sobretodo en la zona posterior del hombro, irradiándose hacia la zona posterior del brazo hasta el codo y en ocasiones el dorso de la muñeca. Con cierta frecuencia es responsable también de dolor en la parte superior del hombro y suele pasar inadvertido debido a que este síntoma se le atribuye al supraespinoso.

Puede lesionarse debido a un esfuerzo repetido al levantar un objeto pesado por encima de la cabeza con los brazo bien pegados, lanzar una pelota con mucha violencia o nadar con mucha intensidad el estilo crol sin hacer un calentamiento adecuado, por intentar evitar una caída al agarrarse de una baranda por detrás a la altura del hombro, posterior a una luxación que conlleve a una inmovilización prolongada en adducción y rotación interna.

En los casos donde se desarrolla la capsulitis adhesiva, también conocida como hombro congelado, la acción del subescapular es clave para determinar la recuperación. Es quizás el músculo mas importante a considerar en estos casos. Aquí radica la importancia de la inserción de una parte de su tendón en la cápsula articular del hombro.

En el tratamiento, las técnicas de terapia manual ortopédica son efectivas tanto para el alivio del dolor como para el aumento de la movilidad, sobretodo en los casos de hombro congelado. Aquí se utilizan técnicas de movilización articular (artroquinesis) y Reeducación Postural Global (RPG) además de fomentar ejercicios terapéuticos que permitan aumentar la movilidad de manera progresiva con los llamados ejercicios pendulares o de codman. El uso del calor, frío y electroterapia suelen ser complementos efectivos para el alivio del dolor, de igual manera un protocolo farmacológico prescrito por el médico puede ser útil para el manejo del dolor.

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

Deja un comentario