En Artículo

Para iniciar esta semana presentamos en el #MuscleMonday al músculo Braquiorradial.

También conocido como Supinador Largo, en un músculo del brazo que se origina por encina del cóndilo del húmero en la zona lateral mientras que se inserta en la apófisis estiloides del radio.

Su función principal es la flexión del codo. Inicialmente se pensaba que su función era la de la supinación del brazo, motivo por el cual lleva el nombre de supinador largo. Pero después de presentar estudios de estimulación, Duchenne demostró que la flexión del codo era la acción principal. Asimismo, Duchenne demostró que el Braquiorradial colocaba el antebrazo en posición neutra tanto desde la supinación como desde la pronación. Algunos profesores lo han descrito como el “músculo del borracho”, ya que su actividad es mayor al sostener un vaso con la mano y llevarlo hacia la boca.

Cuando este músculo se lesiona, los síntomas normalmente aparecen primero en el epicóndilo y luego se extienden hacia la muñeca, por lo que suele diagnosticarse inicialmente como epicondilitis o codo de tenista, ya que además del braquiorradial, los músculos 1er y 2do radial y el extensor de los dedos suelen estar afectados. Por lo tanto el paciente tendrá dificultad para realizar acciones de prensión de la mano, como al saludar, y aquellas que involucren supinación a pronación, como al girar la manilla al abrir una puerta o servir un vaso de agua sujetando una jarra. Actividades como levantar un objeto con en antebrazo en posición neutra también pueden reproducir los síntomas. 

La irradiación de dolor por la activación del punto gatillo del braquiorradial se presenta en el codo, en la muñeca, en la base del pulgar y en el espacio entre el primer y segundo metacarpiano. Suele lesionarse en actividades repetidas que involucren la prensión de la mano, como al jugar tenis.

El tratamiento consiste primero en maniobras de descompresión de la articulación del codo, relajación y desactivación de los puntos gatillo de los músculos involucrados, y masaje de fricción profunda de los tendones (Cyriax). Se puede complementar con electroterapia y vendaje neuromuscular tipo kinesiotape. En algunos casos el sistema nervioso puede estar afectado, por lo que la evaluación y tratamiento neurodinámico (movilización del sistema nervioso) puede ser clave en la recuperación. Del mismo modo, la correcta alineación postural de los segmentos cuello-hombro-brazo-antebrazo van a disminuir el riesgo de sufrir una recaída a futuro. En los casos mas graves se pueden considerar la EPI (Electrólisis Percutánea Intratisular), PRP (Plasma Rico en Plaquetas), ondas de choque, entre otras.

 

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

 

Deja un comentario