En Artículo

Para iniciar esta semana con el #MuscleMonday presentamos al músculo Temporal.

Uno de los músculos encargados de la masticación, se ubica en la zona lateral del cráneo, originándose en la fosa temporal del hueso que lleva el mismo nombre en el cráneo y se inserta en la apófisis coronoides de la mandíbula.

Su acción principal es cerrar la boca, la cual realiza en conjunto con el músculo maseteroAsimismo, retrae la mandíbula cuando actúan de manera bilateral (ambos músculos al mismo tiempo) y de manera unilateral realiza una desviación de la mandíbula hacia el mismo lado, movimientos conocidos como diducción derecha e izquierda.

El dolor producido por una lesión de éste músculo puede abarcar la zona lateral de la cabeza y algunas piezas dentales del maxilar superior. Junto con los músculos esternocleidomastoideo, masetero, trapecio superior y suboccipitales, es uno de los músculos a tomar en cuenta en algunos tipos de migraña causados por alteraciones musculares y posturales, sobretodo aquellas que causen dolor en la zona superior al ojo y en la sien. Su lesión puede ser una consecuencia de algún trastorno de la articulación temporo-mandibular (ATM). 

Los traumatismos (golpes), la inmovilización prolongada ya sea con la boca cerrada o abierta (procedimientos dentales) y una postura inadecuada de la cabeza, cuello y hombros, pueden favorecer la aparición de los puntos gatillo del temporal. Particularmente, la postura adelantada de la cabeza produce un aumento de la actividad del temporal. El bruxismo puede causar o ser causado por los puntos gatillo de este músculo.

Algunos autores afirman que las inflamaciones e infecciones crónicas que se producen en algunos procedimientos dentales también pueden contribuir con la aparición de los puntos gatillo del temporal. Es común ver que en los casos de dolor dental se sigue evaluando el caso de manera local y no se toma en cuenta que el dolor puede provenir de la aparición de puntos gatillo de éste o de otros músculos relacionados con el sistema estomatognático. Existen reportes de casos en los que se han removido piezas dentales y después de que el daño está hecho, se determina que el responsable del dolor era alguno de éstos músculos.

El tratamiento debe abarcar una evaluación postural de la cabeza, cuello y cintura escapular, así como del funcionamiento de la articulación temporo-mandibular. La corrección de la postura es clave para disminuir el riesgo de una recaída. Es importante trabajar en conjunto con el ortodoncista en los casos donde se estén realizando procedimientos dentales. Asimismo, es fundamental que los odontólogos y neurólogos reconozcan la importancia de apoyarse en la terapia manual ortopédica como especialidad de la fisioterapia para trabajar como equipo multidisciplinario en estos casos.

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

Deja un comentario