En Artículo

Nuevo lunes, nuevo inicio de semana y nuevo #MuscleMonday en el que presentamos a los músculos Escalenos.

Ubicados a ambos lados del cuello se dividen en tres: anterior, medio y posterior.

Origen e inserción:

  • Escaleno Anterior: desde el tubérculo anterior de las apófisis transversas (procesos transversos) de las vertebras C3 a C6, hasta el borde interior y superior de la primera costilla.
  • Escaleno Medio: desde el tubérculo posterior de las apófisis transversas de las vértebras desde C2 a C7; hasta la zona media de la primera costilla en el borde superior. Es el músculo mas largo de los tres.
  • Escaleno Posterior: desde el tubérculo posterior de las apófisis transversas de las dos o tres últimas vértebras cervicales (C5 a C7), hasta la superficie externa de la segunda costilla.
  • En algunas personas existe una variante anatómica en la que se describe un 4to músculo llamado Escaleno Mínimo. Este va desde la apófisis transversa de C6 y C7 hasta el borde interno de la primera costilla.

La acción de estos músculos es estabilizar el cuello, realizar la inclinación lateral de la cabeza y cuando actúan en conjunto (derechos e izquierdos) realizan la flexión del cuello. Se ha descrito un papel fundamental en la inspiración, tanto normal como forzada. Asimismo, se contraen significativamente al transportar objetos pesados, como al cargar las bolsas del supermercado, probablemente para brindar estabilidad al cuello.   

La lesión de este grupo muscular es una causa tan común como poco evaluada de dolor de cuello, espalda alta y brazo. Como se ilustra en la figura, los escalenos pueden irradiar dolor hacia el pecho por delante, lateralmente hacia el hombro y brazo, llegando incluso hasta el dorso de la mano, y por detrás hacia el borde de la escápula.

Los puntos gatillo de los escalenos pueden aparecer por: traumatismo (como un accidente de tránsito), practicar natación, tocar un instrumento musical como el violín, fuertes ataques de tos (debidos a alergias, asma, neumonía, bronquitis o enfisema), dormir con el cuello inclinado, sujetar el teléfono con el hombro al hablar, escoliosis o diferencia de tamaño de miembros inferiores (pierna corta).

Este grupo muscular esta directamente relacionado con el Síndrome de Desembocadura Torácica, el cual está descrito como la compresión del plexo braquial a su paso por los músculos que se insertan en la clavícula y la primera costilla. El aumento de la tensión de los músculos escalenos anterior y medio provocan un atrapamiento de los nervios que pasan entre ellos, lo cual trae como consecuencia dolor y sensaciones de electricidad, adormecimiento, pérdida de la fuerza (entre otras) hacia el brazo y la mano. Al evaluar la sensación de estos músculos y particularmente la movilidad de la primera costilla se aprecia una notable rigidez, dolor a la palpación y síntomas de irradiación hacia el brazo y la mano.

Para el tratamiento se debe considerar una reeducación de la postura de la cabeza y cuello. Si existe una rectificación de la columna cervical (pérdida de la curvatura normal del cuello) producto de un accidente de tránsito, se debe aplicar tratamiento de Reeducación Postural Global (RPG). Los estiramientos suelen ser muy efectivos para aliviar el dolor. Por otro lado se deben evaluar los hábitos posturales tanto en el trabajo como en otras actividades cotidianas. De igual manera, en algunos casos se debe corregir algún patrón de respiración inadecuado que ocasione exceso de esfuerzo en los músculos del cuello, por lo que una respiración diafragmática debe ser enseñada, tomando aire por la nariz mientras se deja caer ligeramente hacia atrás permitiendo que el abdomen se desplace hacia delante. Al botar el aire la espiración debe ser no forzada, inclinándose ligeramente hacia delante ya que la compresión del abdomen ejerce una fuerza sobre el diafragma empujándolo hacia arriba y el aire hacia afuera.

 

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

 

Deja un comentario