En Artículo

Presentamos para el #MuscleMonday de hoy al músculo cuadrado lumbar, así que si sufres de dolor de espalda baja y/o pelvis, este post es para ti.

El cuadrado lumbar es un músculo interesante debido a la complejidad que presenta tanto su anatomía como su biomecánica. A simple vista puede parecer que este músculo es una masa sólida que va desde la última costilla a la cresta ilíaca, pero al analizar sus fibras se puede observar que éstas tienen tres recorridos: las primeras van desde la última costilla hasta el hueso ilíaco y tienen una orientación vertical, las segundas van desde la ultima costilla hasta la vertebras lumbares de la 2da a la 5ta en un área que se llama apófisis transversa. Las últimas fibras van desde las apófisis tranversas de la 1ra a la 4ta vertebra lumbar, teniendo una orientación diagonal.

La acción principal de éste músculo es estabilizar la columna lumbar, puede inclinar el tronco hacia el mismo lado y elevar la pelvis. Cuando actúan en conjunto ambos cuadrados lumbares se produce una extensión de la columna lumbar. También actúa en la espiración forzada, como ocurre en la tos. Se han reportado casos de lesión de este músculo luego de un episodio de tos intensa.

Presenta puntos gatillo que irradian dolor en la zona posterior hacia la articulación sacro-ilíaca, la zona inferior de la nalga, mientras que en la cara anterior puede generar dolor en la cresta ilíaca en el cuadrante inferior del abdomen, la zona de la ingle y en la articulación de la cadera.

Actividades como girarse en la cama y caminar pueden ser sumamente dolorosas e incluso en los casos mas graves pueden ser imposibles de realizar. Asimismo, actividades como inclinarse hacia adelante y hacia un lado así como subir y bajar escaleras también pueden generar dolor. Es importante analizar de manera adecuada el comportamiento de los síntomas para confirmar o descartar que el cuadrado lumbar sea el responsable de un cuadro de dolor de espalda baja.

Los accidentes de tránsito, una caída sobre el coxis, inclinarse hacia adelante y a un lado para alcanzar o levantar un objeto pueden generar la lesión de este músculo. El levantar objetos muy pesados también. Otros mecanismos de lesión pueden generarse al colocarse la ropa interior, pantalones y zapatos haciendo equilibrio sobre un pie; de hecho, esta es una de las quejas mas frecuentes en los pacientes con dolor de espalda provocado por el cuadrado lumbar.

Actividades como la jardinería, fregar el suelo, levantar mercancía o correr en una superficie inclinada pueden activar los puntos gatillo. Los padres y madres que cargan a sus hijos sobre la pelvis tienen un mayor riesgo de padecer dolor de espalda ya que esta postura genera una sobrecarga sobre el cuadrado lumbar.

Factores como una diferencia de tamaño de las piernas, escoliosis, un colchón blando hundido como una hamaca, inclinarse en la silla sobre el apoya brazos al trabajar en el escritorio, actividades que requieran permanecer inclinados hacia adelante por mucho tiempo como picar alimentos en una mesa bajita, o músculos abdominales débiles; pueden perpetuar el dolor.

Se deben descartar hernia discal, sacroileitis, síndrome del piramidal o lesión del psoas ilíaco, los cuales pueden dar síntomas parecidos a los puntos gatillo del cuadrado lumbar.

El tratamiento inicial debe buscar estabilizar la columna, para ello el uso de una faja lumbar puede ser de mucha ayuda. Asimismo, la fisioterapia inmediata suele ser muy efectiva y se debe combinar con ejercicios terapéuticos de acuerdo a la tolerancia del paciente y se puede utilizar el vendaje neuromuscular (kinesiotape). Técnicas como la terapia manual ortopédica y la reeducación postural global suelen ser muy efectivas para aliviar el dolor de una manera efectiva.

En la fase aguda del dolor se debe eliminar todo tipo de entrenamiento deportivo y de fitness hasta lograr el alivio del dolor y el restablecimiento de las actividades de la vida diaria.

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

Deja un comentario