En Artículo

No tengo mejor manera de desearles un excelente inicio de semana que con la presentación del acostumbrado #MuscleMonday en el que hablaremos sobre el músculo Elevador de la Escápula.

También conocido como Angular de la Escápula, se origina en las apófisis transversas de las cuatro primeras vértebras cervicales, mientras que se inserta en el ángulo superior de la escápula. Las apófisis transversas son una pequeñas protuberancias que están a los lados de las vértebras.

Una característica muy particular de este músculo es que sus fibras tienen una distribución como si fuera una soga, por lo que parece girar sobre si mismo. Algunos fisioterapeutas aseguran que esta torsión lo hace mas propenso que otros músculos a desarrollar puntos gatillo.

Su acción es elevar la escápula mientras gira hacia abajo la fosa glenoidea (es la estructura que se une al húmero para formar la articulación del hombro). También ayuda a girar el cuello hacia su mismo lado. Cuando actúan en conjunto (izquierdo y derecho) ayudan a la extensión del cuello y frena o controla el movimiento de flexión. Asimismo, realizan un importante esfuerzo en actividades como cargar un bolso cuando cuelga encima del hombro, o al cargar objetos pesados agarrándolos con las manos.

La lesión de este músculo tiene a ser reconocida como “síndrome del cuello rígido”, generando un aumento de la tensión sobre los hombros y provocando una sensación de gran pesadez sobre ellos. Es, junto con el esternocleidomastoideo, particularmente doloroso en los casos de tortícolis. El paciente para poder mirar hacia atrás tendrá que girar todo el cuerpo. En algunos casos se puede referir dolor al respirar profundo.

Los traumatismos como los accidentes de tránsito (síndrome de latigazo cervical), el dormir con la cabeza inclinada al dormir de lado con una almohada muy ancha o muy delgada, la tensión postural al trabajar largas horas en un escritorio o al mirar por largo tiempo el teléfono celular, cargar objetos pesados por mucho tiempo, el aumento del estrés y su pobre manejo, o utilizar un bastón mas elevado de lo recomendado; son actividades que pueden generar dolor del elevador de la escápula. Las personas que practican tenis, natación o running suelen ser mas propensos a sufrir de alguna dolencia en este músculo.

Por todo lo antes mencionado en los casos de dolor de cuello es necesario considerar el estatus del elevador de la escápula.

Si existe una alteración de postura en la columna, como una escoliosis, es posible que el elevador de la escápula pueda ser mas propenso a sufrir un aumento de tensión. .

La corrección de postura, el estiramiento y los ajustes en actividades de la vida diaria como al trabajar o al dormir, son los mecanismos necesarios para poder aliviar el dolor que provoca la lesión de este músculo. Colocar la computadora a nivel de la frente en el escritorio, evitar mirar el celular hacia abajo por mucho tiempo, dormir con una almohada adecuada si se duerme en posición fetal y evitar dormir sentado son algunas de esas medidas.

Pero, como siempre lo recomiendo, si tienes dolor de cuello y crees que es éste músculo el responsable, acude a tu fisio!

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

Showing 2 comments

Deja un comentario