En Artículo

Para el #MuscleMonday de hoy he elegido al Pectoral Menor. Un músculo interesante por la acción que ejerce sobre la postura y sobre algunos síntomas que normalmente se pasan por alto.

Se origina en una zona llamada apófisis coracoides en la escápula y se inserta en la 2da, 3ra y 4ta costilla cerca de los cartílagos costales. Es, junto con la porción corta del bíceps y el coracobraquial, de las estructuras que tienen mayor incidencia en la alteración de la postura encorvada o jorobada, ya que comparten su origen en la apófisis coracoides. Se sitúa por debajo del pectoral mayor.

Su acción es proyectar la escápula hacia adelante, hacia abajo y hacia adentro. Asimismo ayuda a elevar las costillas cuando realizamos inspiración forzada.

 

Sus puntos gatillo generan dolor en la cara anterior del hombro y por la zona interna del brazo, antebrazo y la mano (dedos meñique, anular y medio). Asimismo, la distribución del dolor cuando está afectado el pectoral menor izquierdo, puede imitar el dolor del infarto al miocardio.

El paciente puede tener dificultad para llevar el brazo hacia atrás, como cuando extiende el brazo para agarrar un objeto del asiento trasero del carro, o al intentar elevar el brazo hacia arriba y hacia adelante.

Se puede lesionar como consecuencia de un latigazo cervical, traumatismo en las costillas, también en un episodio de tos severa al forzar la respiración, por una postura incorrecta al sentarse en la que la persona se joroba o encorva. También por el uso de una mochila con una correa excesivamente tensa por delante del hombro.

Una de las lesiones mas interesantes que ocasiona el acortamiento del pectoral menor es la compresión que ejerce sobre el paquete neurovascular (arterias, venas y nervios) cuando éste pasa por debajo en su recorrido hacia el brazo. Al comprimir estas estructuras, se generan síntomas de dolor, hormigueo, adormecimiento y sensaciones eléctricas hacia el brazo. A esta lesión se le conoce como Síndrome de Desembocadura Torácica. Hay que aclarar que hay otras estructuras que también pueden causar este síndrome, como los músculos escalenos del cuello y la elevación de la primera costilla.

Para la visión de la postura respecto a este músculo pueden revisar este artículo.

El tratamiento debe enfocarse en la relajación del músculo a través del estiramiento. Aquí se ilustran varios ejemplos.

Sígueme en:

Instagram: @fisiosalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

 

Deja un comentario