En Artículo

Iniciando esta semana con el #MuscleMonday le llegó el turno al Bíceps Braquial, que resulta ser de los músculos más conocidos tanto en su ubicación como en la acción que realiza.

Se ubica en la cara anterior del brazo y posee dos vientres musculares denominados porción larga y porción corta. La porción larga se origina en el borde superior de la cavidad glenoidea de la escápula, mientras que la porción corta se origina en la apófisis coracoides del mismo hueso, en su recorrido hacia el codo los dos vientres se unen para insertarse en la tuberosidad del radio. 

Realiza la flexión del codo y la supinación del antebrazo (este movimiento es el que se describe al girar la palma de la mano hacia arriba) como movimientos principales. Asimismo, contribuye débilmente a la flexión del hombro y a la abducción (separación) del hombro cuando éste se encuentra en rotación externa. 

Por otro lado, cuando se transporta un peso pesado en la mano con el brazo colgando, la porción larga del bíceps contribuye a la estabilidad del hombro fijando la cabeza del húmero dentro de la cavidad glenoidea (escápula), mientras que la porción corta es una de las responsables de la proyección anterior del hombro (como cuando se ven los hombros “jorobados” hacia adelante).

Los movimientos de tensión prolongada pueden activar sus puntos gatillo (uno en cada vientre muscular), por ejemplo al cargar un objeto por tiempo prolongado con el brazo colgando. De igual manera en los corredores se puede presentar dolor debido a que los brazos permanecen flexionados mientras corren. 

Los movimientos vigorosos tanto al levantar un objeto como girar bruscamente el antebrazo (por ejemplo al utilizar un destornillador) también son factores importantes a tomar en cuenta cuando se evalúa la lesión del bíceps. Un mecanismo bastante curioso de lesión es intentar evitar una caída al agarrarse de una baranda por detrás del cuerpo con el codo extendido.

Los movimientos repetidos por encima del hombro, como al jugar tenis, pueden lesionar la porción larga y a menudo
la irritación del tendón se combina con dolor e inflamación del tendón del Supraespinoso. Como regla general toda evaluación de una lesión de hombro que involucre al manguito rotador debe tomar en cuenta el tendón de la porción larga del bíceps.

Asimismo, en toda alteración de postura en la que se observen los hombros encorvados hacia adelante se debe evaluar la porción corta del bíceps, ya que seguramente se evidenciará que el músculo está acortado.

Todos los ejercicios de este músculo deben trabajarse en todo el rango de movimiento. Al realizar el ejercicio de predicador en el gimnasio se debe tomar en cuenta que el hombro no debe proyectarse hacia adelante cuando el brazo está totalmente extendido al bajar la barra o la mancuerna, si esto ocurre lo que se debe hacer es bajar la carga y hacer el esfuerzo de mantener los hombros hacia atrás durante la fase de extensión del brazo. 

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

 

Deja un comentario