En Artículo

Tercera semana desde que iniciamos el #MuscleMonday y hoy es el turno del músculo Trapecio.

Usualmente se describe por distribución y acción en tres músculos diferentes: Trapecio superior, medio e inferior.
La pareja formada por los dos trapecios (izquierdo y derecho) posee la forma de un diamante que se extiende en la línea media desde el occipital por arriba hasta la vértebra T12 (Torácica 12) por debajo. Por delante llega a incluir el tercio lateral de la clavícula, lateralmente abarca el acromion y posteriormente toda la espina de la escápula.

La acción del trapecio superior es extender e inclinar hacia el mismo lado la cabeza y el cuello, así como elevar la escápula. Suele fatigarse al “cargar” con el peso del brazo en periodos prolongados de pie. En un estudio de electromiografia se notó gran actividad de este músculo en la flexión y abducción (separación) del brazo.

El trapecio medio ayuda al superior a elevar y rotar la escápula hacia arriba, también realiza la adducción (llevar hacia la columna) de la escápula.

El trapecio inferior junto con el medio le da estabilidad a la escápula durante los movimientos del brazo y también contribuye al descenso de la misma.

En conjunto, ambos trapecios (derecho e izquierdo) asisten a la extensión de la cabeza, cuello y tórax.

El trapecio es probablemente el músculo más afectado por los llamados Puntos Gatillo (Trigger Points).

Los Puntos Gatillo son áreas sensibles ubicadas en los músculos que se vuelven dolorosas cuando se presionan.

Asimismo pueden causar dolor irradiado hacia zonas en particular dependiendo
de cada músculo. En el caso del trapecio tiene identificado tiene identificado dos Puntos Gatillo para cada una de las zonas (trapecio superior, medio e inferior) siendo los del trapecio superior los que suelen estar más afectados.

Se han descrito muchos casos de migrañas cuyo origen se encuentra en los Puntos Gatillo del trapecio superior.

Este músculo suele lesionarse en golpes o traumatismos como el sufrido en un accidente de tránsito (latigazo cervical). Asimismo, en posturas inadecuadas al “encorvarse” hacia adelante haciendo que la cabeza y los hombros se proyecten en esa dirección. Suele ser receptor de mucha tensión relacionada con el estrés. El trabajar largas horas en el escritorio sin un adecuado soporte para los brazos puede causar dolor en este músculo.

El trapecio medio puede afectarse por el acortamiento de los músculos pectorales que causan el encorvamiento de los hombros hacia adelante. El pasar largos periodos manejando con las manos en el volante también contribuye con su lesión.

En general la corrección de la postura es fundamental para el alivio del dolor del trapecio en sus tres segmentos, así como un adecuado estiramiento y luego fortalecimiento. Por otro lado, el manejo adecuado del estrés desde el punto de vista emocional va a tener efectos positivos en este aspecto. Seguramente el lector se podrá sentir identificado con el dolor en esta zona en momentos de mayor estrés (fisico, laboral, emocional, ambiental, etc).

Sígueme en:

Instagram: @FisioSalinas

Facebook: FisioSalinas

Twitter: @fisio_salinas

Deja un comentario