En Artículo

La respuesta a la pregunta en el título de esta entrada quedará respondida en la última frase. Por lo pronto haré ahora otro cuestionamiento: ¿es la lesión/enfermedad/dolor causa o consecuencia?

Una persona, de 40 años, sufre una lesión en su rodilla al caer sobre ella mientras se agachaba. Estaba en la arena. Al evaluarlo se nota evidente sobrepeso, no realiza ejercicios y presenta debilidad muscular generalizada. Cuando pongo esos factores en conjunto me doy cuenta de que su lesión ha sido una consecuencia de: debilidad muscular, pérdida de la flexibilidad y falta de coordinación y equilibrio.

En otro caso veo un paciente de 63 años de edad quién sufrio un ACV (accidente cerebro-vascular) que le ocasiono parálisis de la mitad derecha del cuerpo y además le afectó el habla. No podía sentarse solo, mantenerse sentado, ponerse de pie y mucho menos caminar. Cuando hago las preguntas a sus familiares me encuentro con que el paciente: tenia una alimentación horrible (era obeso), tomaba bebidas alcohólicas socialmente (socializaba varias veces a la semana), fumaba, no hacia ejercicios, no tomaba agua, en ocasiones trabajaba en exceso, vivía estresado y tenía un carácter malhumorado. 

En ambos casos las implicaciones sociales y familiares son similares, aunque la intensidad y gravedad de ellas es lo que cambia. Vamos a comparar ambos casos: 

1er caso (Lesión de rodilla)

2do caso (ACV. Hemiplejia derecha)

Ausencia laboral temporal

Ausencia laboral permanente

Mantiene sus habilidades mentales

Perdida de habilidades mentales

Recuperación relativamente rápida

Recuperación lenta

Implicación familiar pequeña

Gran implicación familiar

Gastos económicos asumibles

Gran implicación económica

Puede hacer algo para revertir la situación

Difícilmente revierta la situación

Deja un comentario